Tras el mostrador de Lluís Macià, una frutería moderna: “Con la renovación de toda la parada hemos conseguido una tienda que invita a comprar al cliente”

La frutería y verdulería Lluís Macià es una de las paradas de mercado diseñada por el equipo de Join Arquitectura Interior en el renovado Mercat del Ninot de Barcelona. Un negocio familiar e intergeneracional, que nació en 1934 el Mercat de la Boqueria, cuando se vendía la fruta y verdura en la plaza de la Gardunya. El negocio ha evolucionado y hoy, Lluís Macià es una frutería moderna, que vende género de primera calidad junto a productos de cuarta gama.

Lluís Macià y su equipo ante su frutería moderna en el Mercat del Ninot de Barcelona

1. En la evolución de un negocio está la clave. De vender plátanos, tomates y naranjas en la plaza de la Gardunya a  frutería moderna. ¿Hay que apostar por la renovación en todos los sentidos?

Esta clarísimo hay que evolucionar como la sociedad, adaptarse a los cambios, incluso hay que anticiparse y estar preparados y ver las tendencias. Hay que conseguir que comprar fruta y verdura, sea algo más que una cosa rutinaria. Cada semana debes ofrecer al público un valor añadido. Apostar por las nuevas tendencias y la calidad del producto es estar al día.

2. ¿Qué necesita hoy en día una frutería para ser una frutería moderna?

Debe reflejar que esta en constante movimiento, que el trabajador se sienta muy cómodo, que no se haga cansado. Por ejemplo,  disponer de toda la logística para poder trabajar en el propio espacio, como una cámara frigorífica es una gran ventaja. De cara al cliente la decoración debe ser adecuada y estar a la moda. Debe sumar. El público busca un punto más, una experiencia y hay que dársela. Cada semana cambiamos los productos en exposición.

“El público busca un valor añadido, una experiencia de compra y hay que dársela”

 

3. En relación al producto, una de las novedades que incorporasteis en la tienda fue la cuarta gama (el producto envasado) mediante vitrinas de libre disposición, en las que el cliente puede escoger lo que quiera ¿Es una demanda de la nueva clientela que acude a una frutería moderna?

Si es una demanda. En las primeras entrevista que mantuvimos con Joan Oller, el CEO de Join Arquitectura, transmitimos la necesidad de querer atraer a diferente público que quiere comprar producto en cualquiera de los formatos: fresco o envasado. Conseguimos, con el proyecto de Join, añadir un espacio diferente, con todo tipo de productos, destinados a quien tiene prisa por comprar y cocinar, y a quien no la tiene. Hoy en día, una frutería sin cuarta gama es inviable.

4. La frutería más grande del Mercat del Ninot y una de las paradas que más imponen ¿Qué destacarías del proyecto?

Nuestro proyecto impacta mucho porque todo está a la vista. Todo esta volando, el techo también, no hay muros ni columnas. Hay cinco columnas muy bien integrados y camufladas. A nivel de exposición de producto la disposición de las bandejas dio protagonismo al producto. Con la nueva tienda y el proyecto de Join conseguimos una frutería que mirara hacia afuera, hacia el cliente y que le invitara a comprar. Nos gustó mucho la propuesta de materiales y el juego de colores. Transmite equilibrio.

De todos los proyectos que nos presentaron, el de Join Arquitectura Interior, fue el único que distribuía el mostrador en 4 secciones que quedan muy definidas y diferencias: cuarto gama, verduras y hortalizas, frutería y producto de temporada. Además incluimos una zona esquinera para el producto de temporada estrella o premium.

5. ¿Qué aconsejaría a quienes tienen una frutería y estén pensando en una reforma?

En una frutería moderna no pueden faltar las vitrinas de libre disposición y el visual merchandising. Este es un rincón dedicado al producto de temporada

Incorporar la cuarta gama, tener la máxima variedad de producto posible. También que intenten buscar alguna cosa diferente y rompedora. Apostar por cambiar y renovarse es positivo.

6. ¿En Lluís Macià hubo un gran trabajo de reforma, no sólo comenzar de cero con la tienda sino también crear una nueva imagen corporativa, packaging, uniformes … ¿Cree que es necesario que un negocio transmita una buena imagen?

Absolutamente. Hay que adaptarse a los nuevos tiempos. Lo hicimos con nuestra imagen corporativa y el próximo mes de septiembre apostaremos por introducir un nuevo packaging para productos envasados. Un negocio debe estar adaptado a los nuevos tiempos. Mil detalles hacen un todo. Son muchas cosas insignificantes que cuando el cliente está en tu negocio se siente a gusto.

7. La reforma del Mercat del Ninot supuso un antes y un después en vuestro negocio?

Si, tenemos un antes y un después. Ha sido un cambio importante, sobre todo de modernización y evolución. Tenemos un mercado moderno y eso provoca que también los comerciantes queramos estar a la altura de las instalaciones y de lo que pide el cliente.

8. Una de las claves de las fruterías modernas es el uso del propio producto como elemento decorativo ¿la colocación correcta del producto atrae a más clientes a acercarse a vuestra parada?

Las fruterías tenemos la suerte de que podemos jugar con una gran gama de colores y formas, es muy llamativo. Debemos aprovecharlo. Es una cosa que nos viene dada por el producto y debemos explotarlo.  Evitar las barreras incluso en las vitrinas. Las de libre disposición te permiten poder lucir mejor el producto.

9. La colocación de vuestro producto es todo un arte. ¿es un símbolo de vuestra frutería y que ya desde vuestros inicios apostabais por ello? ¿Cómo surgió la idea?

Viene de tradición familiar, mis padres apostaron por ello. Atrae a los clientes y vende,  aunque sea de una manera tradicional. Lo mantenemos como un símbolo pero también es una manera llamativa de exponer el producto.

10. Apostar por el producto de temporada es un gran reto ¿está de acuerdo en que hay que potenciarlo o también hay que dar la oportunidad de probar aquellos alimentos que son lejanos y, en ocasiones, desconocidos?

Proximidad y temporada deben convivir con productos de otros países. Conocer productos nuevos para cocinar, descubrir sabores, es muy positivo. Si sólo conoces lo tuyo te empobreces. Si la logística lo permite ¿por qué no?

11. Hoy en día una frutería moderna, también se considera una tienda gourmet. En Japón existen fruterías de lujo, donde los productos son como joyas ¿Cree que la tendencia llegará también aquí?

Es una tendencia que podría llegar pero tiene un público muy limitado y sólo podría darse en ciudades y zonas muy limitadas. Opino que estaría más pensado para una tienda en un barrio determinado.

12. Apostar por el equipo de Join Arquitectura, ¿por qué?

Por sus nuevas ideas, por su juventud, frescura, por avanzarse a las modas y ser visionarios de lo que vendrá. Un buen detalle fueron las lámparas con bombillas de filamento. Ahora las vemos en todos los lugares y hace dos años que nosotros las tenemos en la parada.

 PODEÍS VER MÁS FOTOS DE ESTE PROYECTO DE INTERIORISMO COMERCIAL PARA FRUTERÍA MODERNA  AQUÍ

 

Claudia Navarro Escribano

Leave a Reply