Descubre las claves de la Bacaladería Costa, más que una parada de mercado de diseño

El diseño comercial en tiendas de alimentación evoluciona. Los puestos de mercado de toda la vida, donde apenas quedaba espacio para el producto, su almacenaje, su manipulación, o para la zona de trabajo del vendedor, han pasado a la historia. Un buen ejemplo de esta adaptación en la parada de mercado de diseño Bacaladería Costa en el Mercat de la Florida.

Se vende el mejor bacalao, olivas y comida preparada en el l’Hospitalet de Llobregat, como toda una vida, pero ahora lo hacen en una buena zona de trabajo, con el producto mejor colocado y en una tienda con mucho estilo propio.

Las claves: ¿Por qué Jordi Costa es una parada de mercado de diseño?

 

Clave 1: Una distribución pensada para crear tres espacios: exposición, zona de manipulación de producto y almacenaje

 

Como podéis apreciar en las imágenes, la Bacaladería Costa es una parada que ocupa casi un lateral entero de una de las calles del mercado. El gran espacio del que se disponía permitía poder crear diferentes espacios de trabajo.

“Los obradores abiertos al público son una de las tendencias que marca la diferencia y genera confianza y buen hacer hacia el cliente”

Lo importante era diferenciar bien entre tres zonas: almacenaje, manipulación y exposición. Y así lo hicimos.  No sólo aprovechamos el espacio para crear dos obradores abiertos al público, donde poder trabajar el producto; también pudimos encajar en el proyecto una cámara frigorífica y armarios a medida, que permite evitar los múltiples desplazamientos a un almacén externo a la tienda. Toda la parte delantera de la parada se aprovechó para crear una bandeja a medida, que constaría de tres vitrinas frigoríficas y las bañeras del bacalao, todas ellas también realizadas en exclusiva para la la bacalanería. La zona de la bandeja que da a la calle lateral se destinó a comidas preparadas y a las bañeras de bacalao. La vitrina que da a la calle principal de mercado se destinó a olivas y encurtidos.

Clave 2: Materiales y colores neutros, destacan el producto y dotan de elegancia a la tienda

 

Cuando de una parada de mercado de diseño se trata, se suele pensar que cuantos más colores mejor, y en ocasiones se crea el efecto contrario: el de sensación de desequilibrio, desorden y abarrotamiento de producto. Los materiales y los colores deben ser estudiados y escogidos para encajar con el resto de proyecto de interiorismo comercial, e incluso con la imagen corporativa.

En la bacaladería Jordi Costa, los tonos neutros son los protagonistas. La escala de grises, desde el más oscuro al claro, predominan en las cerámicas escogidas, dotando de elegancia y equilibrio. También en la pintura de la parte superior de la pared o en la madera de los armarios realizados a medida. Cabe destacar el blanco en la bandeja realizada a medida en silestone, la cual permite destacar el producto en exposición.

Clave 3: Una imagen corporativa moderna y potente

 

Toda reforma o creación de una nueva tienda, deben ir acompañadas de la renovación y modernización de la imagen corporativa. Nuevas tipografías, sencillez y durabilidad en el tiempo, son las consignas principales. Además debe estar relacionada con el negocio, y a ser posible estar integrada en el proyecto de diseño comercial y no verse desfasada. Un gran error es no acompañar una reforma de la renovación de la identidad corporativa. En Bacaladería Costa se renovó la imagen corporativa, con nuevas tipografías, sencillas y perdurables en el tiempo de las modas. Se usó también una cazuela, como símbolo principal, ya que destaca el servicio de venta de platos elaborados y legumbres cocidas.

 

Clave 3: El propio producto es el protagonista en la decoración

 

En una parada de mercado de diseño, siempre debe quedar espacio para los detalles y elementos decorativos. En muchos casos no es imprescindible que sean demasiados. Mejor que sean detalles que aporten valor añadido. En la bacalanería Jordi Costa, utilizamos dos elementos decorativos adyacentes. Por una parte, se utilizó un vinilo (en forma de cazuela), que forma parte de la identidad corporativa para decorar el cristal de uno de los obradores. Por otra parte en la zona destinada a encurtidos, la que da a la esquina de la parada, donde está la calle principal del mercado, se colocaron unas estanterías, donde se pueden almacenar comida enlatada creando un buen juego de colores a la vista.

 

 

Clave 5: La iluminación ayuda a crear una atmósfera que predispone a comprar

En todo proyecto de parada de mercado de diseño, no puede faltar una buena iluminación. Hoy en día las empresas especializadas en ello, colaboran en los proyecto de interiorismo comercial para dotarlos de una iluminación que facilite la creación de una atmósfera que predispone a la compra por parte del cliente. En función del producto se puede escoger un tipo de luz o otra. Se puede iluminar especialmente la vitrina y zona de trabajo o no. En este caso, para la parada de mercado de diseño de Jordi Costa, se escogieron focos de luz blanca en la parte superior con luz directa sobre el producto.

Este es uno de los proyectos de parada de mercado de diseño que nuestro realizó para el Mercat de la Florida, inaugurado recientemente en l’Hospitalet de Llobregat, podéis ver otros de nuestros proyectos de interiorismo comercial para mercados en el nuestro apartado web proyectos.

 

Leave a Reply